Modelos
Ruby
Modelos
Ruby

Ruby y yo contactamos a través de una amiga común. Nos escribimos y quedamos en conocernos tomando un café, tal como tengo por costumbre. Algo no funcionó, porque tras esa entrevista le denegué nuestra sesión; hoy he de admitir que me equivoqué.

Tras mi negativa inicial Ruby no perdió su ilusión en ser modelo. Y con ese inmenso tesón tan característico de su forma de ser, se esforzó, superó dificultades y logró realizar sus primeras sesiones con otros fotógrafos. Y como es obvio, unos meses más tarde me volví a fijar en ella, y esta vez fui yo quién le pidió sesión. Aceptó.

Ya en el estudio, Ruby no dejó de sorprenderme. Me encontré con una chica motivada, ilusionada, creativa, con recursos, que adoraba a la cámara, y que estaba dispuesta a darlo todo para convencerme de que aquel rechazo de hacía unos meses fue un error mío. Y lo logró; pude darme cuenta de que tenía ante mí a una verdadera modelo.

Durante nuestra sesión estuvimos un buen rato charlando. Y así pude darme cuenta también de la altísima calidad humana de Ruby; de su simpatía, su buen humor, su vista positiva de las cosas, sus sufrimientos, sus ansias de superación, su espíritu de lucha, su fuerte carácter, y por encima de todo su inmensa profesionalidad.

Ruby me demostró de lo que es capaz, y me hizo cambiar de opinión. Ahora soy yo quién desea repetir con ella, y espero que sea muy pronto. Un beso, amiga mía.

thumb01
thumb02
thumb03
thumb04
thumb05
thumb06
thumb07
thumb08
thumb09
thumb10
thumb11
thumb12